Ingresar
Su resultado de la búsqueda

Alquilando a Estudiantes Universitarios

Publicado por admin en
| 0

Alquilando a Estudiantes UniversitariosAlquilando a Estudiantes Universitarios

Además del sol, playas hermosas, un clima envidiable y su saludable dieta mediterránea, España cuenta con una oferta de estudios universitarios realmente enorme. Según datos del Ministerio de Educación son casi 1 millón y medio los estudiantes tanto nacionales como internacionales que asisten a las diferentes universidades a lo largo y ancho de la toda la geografía española.

De ellos el 75% estudia en la misma ciudad o provincia donde reside habitualmente. Repartiéndose el 25% restante entre estudiantes extranjeros y españoles que deben mudarse de país los primeros y de ciudad los segundos para continuar con sus estudios. Hablando en números esto eleva a 375.000 la cantidad de jóvenes que año a año estarán obligados a encontrar alojamiento.

Opciones de alojamiento

Éstas son tan amplias como posibilidades económicas tenga el estudiante. Pudiendo vivir en una residencia para estudiantes, en la misma universidad, en la habitación de un piso compartido, alquilar su propio piso, en un hotel o de prestado en casa de un familiar.
La opción elegida irá en función de la personalidad y objetivos extra curriculares de cada estudiante.

Residencias Universitarias

Estas son las menos elegidas por los estudiantes. Si bien siempre están llenas y por lo tanto es difícil conseguir un lugar, quienes las eligen apuntan como principal beneficio la facilidad de hacer amistad con otros jóvenes provenientes de diferentes puntos de España o el extranjero y que tengan los mismos intereses.

A ello se suman ciertas comodidades que todo estudiante, recién salido de casa, valora mucho como son una gran cantidad de servicios que facilitan su vida. Estas residencias cuentan con servicios de limpieza, lavandería, comida, áreas de ocio, instalaciones deportivas, además de estar ubicadas muy cerca de las universidades.

La falta de popularidad dentro del estudiantado se debe a su elevado costo, el cuál ronda los 1000 euros mensuales. Un precio muy superior a lo que costaría un piso compartido, una habitación o incluso el alquiler de un piso de 2 o 3 dormitorios. Además que vivir fuera de ellas, sin reglas ni horarios, brinda mayor independencia, algo muy valorado por todos y mas cuando se es estudiante.

Compartir piso

Alquilar una habitación en un piso compartido con otros estudiantes es la opción elegida por la gran mayoría de universitarios. Debido a la crisis inmobiliaria la oferta de este tipo de propiedades en alquiler es grande, lo cual permite no solo un rápido acceso a ellas sino también que se pueda elegir diferentes características habitacionales según los gustos o requerimientos de cada uno.

Además de poder entrar y salir cuando deseen, contar con un baño, cocina, salón, quizás balcón y/o terraza dan la sensación mas de estar en casa que una residencia A su vez el costo suele situarse entre los 300 y 400 euros mensuales, un precio mucho mas asumible para los estudiantes y sus familias.

Como contra punto en un piso compartido son los estudiantes quienes deben llegar a un acuerdo sobre cómo quieren vivir, el orden, la limpieza, los ruidos, qué se permite y qué no. Lo mismo con el uso de las áreas comunes, sobre todo la cocina y el baño que suelen ofrecer mas dificultades a la hora de establecer ciertos parámetros.

Aunque esto no suele resultar en un gran problema entre los moradores siempre es conveniente que el propietario de la vivienda dicte una serie de normas que sirvan de guía ayudando a los mismos a ponerse de acuerdo rápidamente. Cómo por ejemplo no fumar dentro de la vivienda, no hacer ruido después de determinada hora, repartir los armarios en la cocina, el uso del baño, etc.

Deje una Respuesta

Su email no sera publicado.